Nuestra Historia. Más de 35 años de tradiciónMás de 35 años de tradición

Enclavado en una zona privilegiada de Madrid, en el Restaurante Casa Valencia lo verdaderamente importante es la calidad de los platos y los genuinos productos de la Comunidad Valenciana.

Fundado en 1975, Casa Valecia se ha convertido en uno de los principales restaurantes de Madrid. Desde su inauguración por Sus Majestades los Reyes de España, inumerables personalidades se han dado cita en sus lujosas instalaciones para sus comidas o cenas. Conservando su estilo, ha sabido adaptar sus instalaciones, eliminando las barreras arquitectónicas para personas con movilidad reducida. Todo ello, unido a la alta cualificación de sus profesionales, hace que Restaurante Casa Valencia sea una visita obligada en su recorrido gastronómico.

El restaurante Casa de Valencia es uno de los lugares fundamentales de la gastronomía madrileña por antonomasia.

No sólo por los casi 40 años de historia que le contemplan, sino por la fama que siempre ha distinguido a sus platos, que desde tiempos inmemorables atraen a altos ejecutivos, familias y ciudadanos de a pie, seguros de que resulta una apuesta acertada. Pascual Asensio Gracia y Pepe Ripolles fueron los fundadores del restaurante y sin ellos no sería lo que es hoy. Desde su inauguración por sus Majestades los Reyes de España en 1975, innumerables personalidades se han dado cita en sus lujosas instalaciones para sus comidas o cenas.

Casa de Valencia ha sabido guardar esa inercia y clase conservando su estilo. Cosa que no le ha impedido ir adaptando sus instalaciones a la exigencia de los nuevos tiempos, cuidando detalles tan invisibles en ocasiones pero primordiales como fa (lían i nación de las barreras arqui-tectónie.as para personas con movilidad reducida. Un detalle que define a la perfección el gusto por la excelencia y la cuidada atención que se brinda al comensal en SUS instalaciones. Cualidades que le mantienen con el paso de los años como referencia pese a estar ubicado en una zona de alta competencia gastronómica como es el barrio de Arguelles.

Al éxito también le ha ayudado su cuidada propuesta gastronómica. En ella, como no podía ser de otra manera, destaca por encima de todo su exquisita elaboración del arroz. Atendiendo a los cánones tradicionales, en este restaurante Se puede degustar un producto cocinado a la manera tradicional, que se muestra siempre suelto y altamente jugoso. “Intentamos que todos nuestros platos se ajusten a la manera tradicional, como lo hacía la abuela digamos", explica Juan José Martínez, gerente del restaurante.

Fruto de esa apuesta por una elaboración cuidada y académica, la paella valenciana (plato estrella de este establecimiento) pasa por ser tino de las mejores, sino la mejor, de las que se pueden probar en la capital de España actualmente. Conseguir mantenerse en esa posición de privilegio les ha exigido tan constante y cuidado seguimiento de la cocción del arroz, manteniendo una línea de calidad que los clientes bendicen. El éxito de esta propuesta tan fundamental en un restaurante de carácter valenciano se apoya en el uso de materias primas den por cien naturales que conceden un toque especial al fumet, base de la paella, y el empleo de ingredientes básicos corno el azafrán, que otros muchos sustituyen por sucedáneos que restan sabor y valor.

Casa de Valencia pretende ofrecer lana gastronomía sincera y de valor, de ahí que la base de sus platos y arroces sean éstas. "Tenemos un gran número de dientes que nos cuentan que cuando prueban el arroz de otros sitios dicen que no es corno ellos lo recordaban, y sin embargo cuando vienen aquí si que les recuerda a como lo hacia mí abuela", asegura, Juan José Martínez.

Más allá de sus arroces de alta cocina, en Casa de Valencia el comensal puede degustar una amplia variedad de los deliciosos platos de la cocina mediterránea, desde los sabores clásicos que conforman la base de todos los pueblos bañados por sus aguas, hasta las nuevas concepciones más sofisticadas. Entre nuestras especialidades destacan, más allá de la auténtica paella y su gran variedad de arroces, el punto de sus salsas, los pescados mediterráneos y los productos más típicos de la huerta, con seas mejores frutas. El disfrute no se resume sólo en algunos primeros o segundos, sino que desde los entrantes el comensal experimenta grandes sensaciones gradas a propuestas como el sepioner a la plancha, el desgrarraet de bacalao, la mojama de almadraba, la gamba roja del Mediterráneo, la ensalada de perdiz escabechada de campo o la ensalada de cigalas y langostinos.

"Servimos una comida muy tradicional, que sin embargo ha sabido actualizarse con el paso de los años en el sentido ele la presentación de los platos", reconoce Juan José Martínez. Casa de Valencia ofrece la misma propuesta gastronómica durante todo el año a través de su carta. Una propuesta que pese a ello cuenta con la cintura suficiente como para trabajar con productos de temporada. Es el caso de las verduras con las que se elaboran jugosos platos de alcachofas, espárragos o naranjas, criando estos productos se encuentran en su mejor momento.

Este establecimiento también es una grata experiencia al cliente a través de una sala cuidadamente decorada y excelentemente dirigida por Mario Castellano. Él, junto al jefe de cocina Gerard Arroyo, dirigen a un grupo de 20 profesionales muy bien cualificados que intentan satisfacer todas las necesidades del comensal desde el mismo momento en que éste entra por la puerta.

El gran éxito y nombre de esta propuesta ha llevado a sus dirigentes a platearse nuevos retos de cara al futuro. El que se dibuja más próximo es la creación de nuevo restaurante en el que tengan todo el protagonismo la cuchara y la comida casera. Un proyecto a largo plazo que ya se estudia.